Incisión

Éstas son mis alas, las únicas que me quedan, porque con las que volaba me las han cortado ya hace mucho. No eran distintas a excepción de los colores, que también se fueron con las alas.

Daphne

478137_447891425273083_1784784181_o

El Vals de las Mariposas

Imagen Extraída de Google
Cuando la vi su cuerpo ya se tendía rígido en la cornisa -quizá vino hasta aquí para no dejar pasar sus aleteos en vano, para que me diece cuenta de la hermosa ninfa que fue, y cómo un insecto como ella puede ser un gran bailarín-. La contemplé: sus alitas de material que cruje cuando las palpo, sus colores rimbombantes, su cuerpo entubado y negro, hacen recordar las clases del noveno año en el colegio y combinarlo con composiciones poéticas que fortuitamente aparecen en mi oído como eco.
Luego de ser semilla, huevo, oruga, ninfa y por fin imago, para volar y sobrevolar paisajes de vívidas flores y bailar sobre ellas con sus cantos de colores y sus colores encantados. Hacen rimar el viento con el sol de la mañana, batallan contra las impetuosos monstruos de asfalto, lata u otro material de la jungla de cemento. A pesar de su ambiente pesado en toneladas de flores artificiales, las que en la noche pretenden indicar el camino de regreso a casa con sus incandescentes faroles, conciben las otras flores, esas de texturas aterciopeladas, esas que sirven para aniquilar los demonios que se acomodan cada noche en las pesadillas que sueles contarme, esas que contienen una fina capa de algodón para disipar el desasosiego en una tarde en la que el brillante hace notable cada peca en nuestro rostro, esas flores que inspiran a las mariposas a danzar entre el cielo y la tierra.
Imaginaba sus sutiles movimientos, su baile armonioso, sus grandes vuelos de águila, incluso cuando la totalidad del universo ignoraba su existencia ella no paraba de girar en el aire de música. Imaginaba su misma estela, su aroma luego de posarse en una zarzamora – como una mujer después de ser besada con sexualidad, acariciada por orgasmos, amada por quién la contempla como fuente de agua de calma – . Tejía historias de tiempo, construía cuentos de pigmentos, llegaba a conclusiones no lejanas de mis experiencias; igual que tuve que ser pequeña, basta, burda, e impotente tuvo que ser aquella Venus revoloteante.
Levantarnos, caminar por cuenta misma para doblegar al mundo entero, cuentos infantiles con letra de sangre, con anécdotas inservibles. Y cuando se detiene el tiempo, por lo general un poco tarde, pasa que no hemos hecho uso sino de nuestra fría inteligencia, conspiramos contra sí mismos – da igual,qué importa la cantidad de gente si con dos perros que ladren para pedirnos pan es suficiente. Si tres nos hacen creer la inútil idea que mamá nos leía en la cama: Vé y vence al mundo con grandes actos heroicos, sin jamás advertirnos que Superman era proclive a la Kriptonita, y cuando ya no tenía el trae puesto..era irreconocible –
Entonces danzar para alcanzar la meta: ser invisibles.
Iré por mi sobredosis , si el cuento tiene final será porque los sedantes no fueron lo suficientemente efectivos. Y entonces podré darle flores a las mariposas.

María Anfetamina

Cajita musical para un ritual satánico

Por si desea ambientar su lectura :
Hundir la daga/ – bienvenida bendita muerte-
Embriagarme con sangre del decapitado
Abrir las piernas de una puta con sádica fuerza
Romper su boca con golpes de brutal sexualidad y exitación.Comer su sexo en un plato de brillante plata
Frotar su corazón en mi cara una vez fuera de su pecho/ tibia temperatura del órgano
Tragar su flujo mientras tanteo su espalda que yace sudorosa y temblorosa mientras va ocurriendo su violación
Cortar todo vinculo con la conciencia actual/ ceguera excitante
Evocar a Gomory para solicitar su fuerte presencia en el acto.

De nuevo destrozar el cuerpo de la escultural mujer que ante mi posa como victima
Escupir sus deliciosos senos con mi espesa saliva enloquecida por placer
Atarla, morderla, golpearle, someterla
Reafirmarme como Lilith en cuerpo y carne
Cantar a las diosas del placer
Gritar con rojas melodias mi victoria de un acto sexual agresivo.

Tocar mi cuerpo con manos impregnadas de perfumes femeninos
Adorar mi mente , alabar mi existencia
Partir mi mente, enloquecer ante el placer.

La mujer se posará en mi cama, se cubrirá con mis sábanas rosa
La mujer deberá acceder a una propuesta sexual
La mujer deberá desconocer los designios de mi imaginación canibal
La mujer no contempla mi mente lujuriosa con gotas de enfermizo gozo sexual y atribuciones fetichistas

Imágen extraída de Google

El acto deberá estar acompañado de una melodía musical
De una caja cuadrada de ritmos delicados
De sonidos blancos, suaves y de seda
La caja musical de mi conciencia, después de todo, inocente
Los ritmos son de alas blancas, y pertenecen a los pájaros negros
El sonido de cubo es feliz, ameniza los movimientos de mi lengua en el sexo de ella
El sonido vuela en las tormentas intestinales, tormentas producidas por el miedo que le produce al verse impotente- Probre chica, qué delicia es doblegar, golpear a un ser divino, ser de Dios, maltratar su creación-
La melodía se aplaca/ notas volátiles
La vida de ella se va terminando/Alivio vita, delirio de congojos.
Corto su cuello, bebo su sangre/éxtasis cumbre
Me acerco la daga y la penetro en mi pecho

La caja musical guardará las exactas imágenes
La bailarina que danza al ritmo de los finos sonidos infantiles ha divisado mi mirada de odio.

Guarda bien ésta cajita, la que ha visto mi ritual satánico.

Daphne

A los benditos suicidas

Imágen tomada de Google

Exaltación del ser
Aquel que desea alcanzar la muerte magnifica su existencia
Es lograr llegar a la meta antes del tiempo debido.

Es la muerte para los sabios
Desear vida es desear inferioridad/ mentes de superhombre lo salvan
Benditos sean los que plasman sangre en su historia a causa de la daga
Benditos los que consiguen el dolor insoportable en los suyos/ duelos de muerte
Benditos aquellos que inspiran asco por el ser y odio por la existencia.

AnaEme

Ruta Semanal

Imagen tomada de Google
Apague la alarma, abra los ojos medio pegachentos, mire el techo y luego la ventana con cortinas cerradas, aterrice sus pies en la alfombra medio tibia al lado de su cama, lave sus dientes, desnúdese en el baño (no olvide que hay que llevar toalla) , arregle su ropaje, desayune – si es que tiene tiempo-, salga de casa, vaya a estudiar o a trabajar – como sea- realice sus labores – siéntese en un pupitre, silla, frente a un ordenador o.. haga lo que tenga que hacer- vuelva a su casa, ordene objetos para el día de mañana, acuéstese y duerma.

Luego repita las mimas acciones durante 40 años o más, su vida podrá variar, por ejemplo , habrá un día en que como mujer tenga que parir un hijo – o unos hijos si está con mala racha- , en otras ocasiones saldrá temprano de su trabajo a cumplir una cita médica, tendrá que verse con la persona que ama, tendrá que ir de compras, tendrá reunión de amigos, en fines de semana saldrá a comer helado, pero de todas maneras la vida es levantarse y acostarse , qué interesante saber que solo somos máquinas temporales manejadas por ese maldito titiritero que folla la libertad y transmuta el término.
Ahora, lea a Wataru Tsurumi, hay varias recomendaciones y el grado de dolor y eficacia del método que escoja para suicidarse.