Herencia

Es mi voz triste la que esta noche canta
Es mi aliento suave el que trepa en la nostalgia noctámbula

Me he preguntado hoy qué queda más allá de la locura rosa
qué más ha de haber: ¿más dolor, más desolación , más desespero ?

Ya camino entre los lobos de mi bosque fúnebre
Ya conozco sus triquiñuelas, ya conocen mi esencia quebrantable y dócil

Después del cuento éste..qué puede quedarme 

¡Oh disculpa alma mía, mente mía, niña mía! querré decir: ¿qué no me puede quedar?

Daphne

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Catarsis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s