Duele

 

Me duele mi musculito hábil, mi lengua.

Me duele mi armazón, mi blanca piel con cicatrices.

Me duele Dios me duele. No metas tu santo dedo en la herida – ¿Qué no ves que aún no sana?

Me duele y solo me has echado gotitas de limón ahí.

Daphne

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Catarsis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s