Acróstico

Ando, miro, recorro; el camino es interminable y a penas llevo dos décadas en él. Cómo no desbaratarse sintiendo que todo es más grande que yo – sin que sea pretencioso…pero me invade cierta obsesión de perfección, un defecto que me mata todos los días y me resucita, me desmotiva y me levanta después- no se si todo es bueno o todo es malo, o si es relativo, o lo que sea. Ronda, entonces, continuamente la idea de orden, una barrera, un límite…un condicionante. No es óbice para no continuar – pero aveces, solo a veces y un tanto más que a veces creo fielmente en que todo debe terminar, y echar al agua sucia el esfuerzo que sería banal. Simple, debería ser simple, yo debería ser una prueba más de la felicidad andante;así como todos en la cale cuando apresuran sus pasos, así como cuando tantas preguntas tienen respuestas falsas. Taciturna siempre he andado, lo que me pregunto hoy es diferente a lo que siempre me he preguntado: ¿Cuándo termina el camino? y si es tan corto… ¿Por qué no adelantarse un poco?. Imagino que es normal cuestionarse, lo anormal es querer la respuesta exacta, verdadera y certera… más qué es lo verdadero. Corro cada vez más..lo bueno es que no me hallo nunca en el mismo lugar. Esto seguro se me volverá a Olvidar

AnaEme

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s