Estados de la Materia

Ella era hielo, él fuego intenso. Ella quiso reir y se quebró, la dureza del cubito de hielo en el que estaba convertida no aguantó la flexibilidad que la euforia propone. Él derritó los pedacitos en la que ella estaba hecha luego de quebrarse. Luego, ella se volvió una laguna de agua helada. Él volvió cálidas sus moléculas en estado de liquidez, ella se evaporó. Él, que era fuego, se apagó.

Tanto el calor como el frío hicieron efecto en cada uno de ellos. Ellos lograron mutar, cambiar. Ella, hielo; él, fuego, han aprendido la incidencia que tiene sobre el otro.

María Anfetamina

Imagen extraída de Google
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s