Ruta Semanal

Imagen tomada de Google
Apague la alarma, abra los ojos medio pegachentos, mire el techo y luego la ventana con cortinas cerradas, aterrice sus pies en la alfombra medio tibia al lado de su cama, lave sus dientes, desnúdese en el baño (no olvide que hay que llevar toalla) , arregle su ropaje, desayune – si es que tiene tiempo-, salga de casa, vaya a estudiar o a trabajar – como sea- realice sus labores – siéntese en un pupitre, silla, frente a un ordenador o.. haga lo que tenga que hacer- vuelva a su casa, ordene objetos para el día de mañana, acuéstese y duerma.

Luego repita las mimas acciones durante 40 años o más, su vida podrá variar, por ejemplo , habrá un día en que como mujer tenga que parir un hijo – o unos hijos si está con mala racha- , en otras ocasiones saldrá temprano de su trabajo a cumplir una cita médica, tendrá que verse con la persona que ama, tendrá que ir de compras, tendrá reunión de amigos, en fines de semana saldrá a comer helado, pero de todas maneras la vida es levantarse y acostarse , qué interesante saber que solo somos máquinas temporales manejadas por ese maldito titiritero que folla la libertad y transmuta el término.
Ahora, lea a Wataru Tsurumi, hay varias recomendaciones y el grado de dolor y eficacia del método que escoja para suicidarse.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Suicidio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s