Surfing por las olas de Dennis Gansel


Imágen tomada de Imágenes Google

Muchas veces las buenas intenciones se trastornan y hacen girar los sucesos. Dennis Gansel, nos propone explorar terrenos del fracaso en Die Welle (La Ola) uno de sus largometrajes más destacados merecedora del premio Deutscher Filmpreis de bronce en 2008. Gansel, cineasta alemán graduado de La Academia de Televisión y Cine de Munich (Alemania) registra en sus filmaciones sucesos bruscos que tocan fibras, el contenido sacude al ser humano, penetra pensamientos y los volca hacia la pantalla. Claro está que la capacidad creativa, recursiva y narrativa de un director es lo que da valor a un trabajo artístico visual. Su primer cortometraje The wrong trip (1995) revela al espectador la línea de trabajo1,le siguen otros trabajos como Living Dead (1996), Im Auftrag des Herren (1998), Das Phantom (1999), Mädchen, Mädchen (2000)- con el que alcanzó su cumbre en el cine, largometraje que se sale de la línea característica de él-, Napola – Elite für den Führer- (2004), Die Welle (2008) y su más reciente trabajo Wir sind die Nacht (2010).
Die Welle es un largometraje manejado con un tratamiento suave, fácil de digerir, apto para un público común. Maneja de fondo la idea del fracaso ante el empeño en el trabajo, muestra una situación que se sale de las manos; un argumento sencillo pero sucesos densos.
La pedagogía aunque no se guía por buenas intenciones sí lo hace para encaminar a pupilos por una ruta analítica, donde lleguen a comprender y a reflexionar sobre su mismo entorno. Una semana es suficiente para que los alumnos del maestro Rainer Wieland (Jürgen Vogel) comprendan a la perfección el funcionamiento del modelo Autocrático, curso que se ha implantado en la escuela dónde trabaja. En este curso, como pudiera pasar en una sociedad autocrática, hay simpatizantes como opositores, quienes tejen relaciones de conflicto que terminan en acciones no deseadas, las cuales perjudican tanto a los alumnos como al maestro.
Los recursos narrativos que utiliza el director se acoplan al deseo de que el director pretende; ángulos de cámara que al principio dan magnificencia al trabajo de Wieland, luces opacas presentan la introducción a una tragedia, la construcción de personajes como Rainer Wieland son antecedentes que presuponen el tipo de clase que podría dictar.
Ahora, el trasfondo histórico que contiene el largometraje logra acercarse a hechos reales- experimento realizado con alumnos del Cubberley High School, en 1967, por el profesor Ron Jones, y denominado “La Tercera Ola”-, es decir un film basado en hechos reales no tan desconocidos en países donde la academia es manejada en altas dosis comparados con países tercermundistas, y más allá de querer mostrar una historia está puesta en escena del impacto social juvenil , la influencia, la vulnerabilidad de una población que apenas empieza a gestar idealizaciones, impactante si se toma en cuenta que son sucesos que han ocurrido, sobre todo en la forma como una estrategia pedagógica da resultados tan rápidos y aceptados.
Y por último el impacto que maneja en el público, tal es la fuerza y poder retórico del maestro que al final hay un modelo autocrático instaurado oficialmente dentro de una escuela, la ola crece cada vez más a medida que llega a la orilla, a su final.
1)

Recomendado:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s